lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Años de plomo y jeringuillas

En este artículo publicado a raíz de la disolución de la banda terrorista se muestra la cambiante actitud de ETA respecto al rock y las drogas en País Vasco en los años ochenta. También pone de relieve las personas que fueron asesinadas por motivo del tráfico de drogas.

Diego A.Manrique | Fuente original: https://elpais.com | 09/05/2018 12:29:07 GMT

imagen

Resulta reconfortante comprobar que algunas de las víctimas de ETA también recuerdan a esos muertos que nadie reclama. Como mencionaba la periodista de EL PAÍS Aurora Intxausti , no cabe olvidar al “muchacho que trapicheaba con unas papelinas”. Efectivamente, los superpatriotas cuidaban la salud moral y física del pueblo vasco: asesinaban a supuestos camellos, reventaban locales donde —decían— se accedía a paraísos artificiales.

A principios de los años ochenta, uno se escandalizaba ante músicos vascos que justificaban aquellos asesinatos. Dado que ellos mismos eran consumidores, no daba crédito a mis oídos cuando asumían el discurso de ETA y aseguraban que los liquidados eran “chivatos”. Una suposición que avalaba una extraordinaria proximidad entre el hampa del narco y el mundo clandestino de la lucha armada.

A partir de ahí, la discusión derrapaba hacia trampas dialécticas: si se merecían diferente tratamiento los traficantes de cannabis frente a los vendedores de estupefacientes más fuertes. Daban por hecho que ETA podía desempeñar la triple función de juzgar, condenar y ejecutar. De fondo, zumbaba la espesa rumorología sobre el uso de las drogas como arma de Estado.

Seguir leyendo >>

drogas,tráfico de drogas,País Vasco,ETA,heroína,trapicheo,terrorismo,hachís,asesinatos,España,

Inicia sesión o Regístrate para comentar.