El delegado del Gobierno del Plan Nacional de Drogas, Francisco de Asís Babín Vich, ha asegurado que la sociedad es menos tolerante con las mujeres consumidoras de drogas, resaltando que cualquier problema de abuso de sustancias en la mujer, como tranquilizantes u otro tipo de medicamentos, debe tener una respuesta especializada, e insistiendo en que la mujer sufre una doble penalización por parte de la sociedad en relación al varón.

En el marco de unas jornadas organizadas por Unión SAFA, el Servicio de Asesoría Jurídica y Social en Drogodependencias, celebradas este lunes en el Colegio de Médicos de Ciudad Real y centradas en el consumo de sustancias y patología psiquiátrica en la mujer, De Asís ha asegurado que hay una conciencia generalizada, basada en evidencias científicas, de que en el caso de las adicciones la mujer sufre sufre una penalización añadida por el hecho de serlo. “La sociedad en general es mucho menos tolerante con el problema de las adicciones en las mujeres y esto conlleva el que pueda disuadir, desde el punto de vista de que una mujer, cuando lo necesita, pida ayuda por un problema de adicción. En ese contexto, los programas tienen que estar adaptados precisamente para facilitar ese acceso y conseguir resultados y objetivos con el tratamiento”.

Seguir leyendo en lanzadigital.com